Campos de té de Azores

Plantaciones de té de Azores

En las islas Azores se encuentran los únicos campos de té de Europa, lo cual es un aliciente más que se suma a los muchos que tienen las islas atlánticas de Portugal para los amantes de la naturaleza. Las dos únicas plantaciones de té con fines industriales de Europa están en la isla de São Miguel, en la zona norte: la fábrica de té Gorreana y la fábrica de té Porto Formoso. Recorriendo en coche la carretera que conduce a estas fábricas de té de Azores, se pasa justo al lado de los campos verdes que se extienden por las colinas creando un paisaje de gran belleza que atrae las miradas de los visitantes. 

Breve historia del té en Azores

El té de Azores llegó procedente de Brasil en el siglo XVIII, utilizado en los primeros tiempos como planta ornamental, y por su rápida adaptación al clima y al terreno se extendió y creció durante años en estado salvaje. El cultivo industrial con fines comerciales del té no se introdujo en São Miguel hasta el año 1874. El fundador de la Sociedad para la Promoción de la agricultura Micaelense, un miembro de la casa noble más antigua de Portugal, Jose do Canto, pensó que la producción de té podría ser el siguiente ciclo económico de la isla, tras la caída de la producción y la exportación de naranjas de las Azores. Por lo que invitó a dos chinos originarios de Macao para que enseñasen a los locales el proceso de producción.

De testo modo, la producción de té se convirtió en una ocupación importante para la isla de São Miguel y su economía, con un auge en la década de los años 50 del siglo XX en los que se alcanzó una cantidad de 250 toneladas en 300 hectáreas de cultivo. Llegó a haber 14 fábricas de té en Azores e incluso las familias tenían plantaciones propias. Entre mayo y septiembre se cargaban toneladas de hojas de té que iban directamente a las fábricas.

Trabajadoras de Chá Gorreana empaquetando el té de Azores

Pero tras la Primera Guerra Mundial y la Protección Aduanera del té de Mozambique, la producción y exportación de té en Azores se enfrentó a graves problemas, lo que dio lugar a una crisis profunda y a partir de la década de los años 60 del siglo XX fueron cerrando las fábricas de procesamiento de té, quedando tan solo 5 en funcionamiento, y las plantaciones sustituidas por pastos para las vacas.

En la actualidad solo funcionan dos fábricas de té en Azores: la fábrica Chá Gorreana y la fábrica Chá Porto Formoso. Aunque todavía hay algunas familias con plantas de té en su terreno que producen té que consumen durante el año. Los habitantes de esta zona de São Miguel siempre tienen preparada la tetera para colocar al fuego y acompañar las comidas, aunque muchos lo consumen a todas horas.

El té de Azores

Flores del árbol de té en Azores

Todo el mundo conoce el té, esa bebida aromática que se preparada poniendo agua hirviendo sobre hojas secas de Camellia sinensis, un arbusto perenne procedente de Asia, del género Camellia (en chino significa: “árbol del té”), que pertenece a la familia de las Teáceas. Una planta de té tarda entre 4 y 12 años en producir semillas y unos 3 años en estar lista para la cosecha. En el mundo existen 3000 variedades de té y las diferencias residen en la selección y el tratamiento de sus hojas. Durante la cosecha, los brotes de la planta se cogen cuando casi todos tienen tres hojas; cada brote tiene una edad diferente, por tanto, diferentes composiciones químicas, lo que dará lugar a tés con aromas y sabores diferentes.

Hay dos tipos de té en Azores: el té negro (con las variedades Orange Pekoe, Pekoe y Broken Leaf) y el té verde. El té negro es un té que se oxida enormemente y tiene un sabor más fuerte que otros tés. Sus hojas se someten a sucesivos procesos de trituración, lo que machaca los tejidos de la planta. Después se secan al aire y pasan por un proceso natural de oxidación, fermentación y secado. La infusión del té negro se hace a 99º C, cerca del punto de ebullición. Algunas sustancias activas del té negro no se desarrollan a temperaturas inferiores a 90º C.

El té negro “Orange Pekoe” es un té de alta calidad que se obtiene a partir de la primera hoja y brotes, muy aromático; el “Pekoe” se hace con la segunda hoja y su aroma es menos pronunciado, aunque su sabor es intenso; y el “Broken Leaf” se hace con la tercera hoja de la planta del té, su aroma es sutil y su sabor suave.

El té verde no tiene el mismo proceso de secado y oxidación que el té negro, las hojas se esterilizan con vapor, se enrollan y después se secan en bandejas, lo que da origen a un té rico en taninos y sabor intenso. La infusión del té verde se hace a 80-85º.

La fábrica de té Gorreana produce té negro “Orange Pekoe” y té verde en sus 32 hectáreas de plantación, con una producción de 38 toneladas. Mientras que la fábrica de té Porto Formoso tiene una producción más pequeña, de 12 a 14 toneladas de tres variedades de té negro que cultiva en 5 hectáreas.

El té de Azores es un producto turístico que se comercializa casi en su totalidad en las islas: gran parte en la propia tienda de las fábricas (en Porto Formoso en 60% y en Chá Gorreana el 47%) y en tiendas de las islas, mientras que el resto se vende en tiendas “gourmet” de Portugal. Una pequeña parte del té Gorreana se destina a Alemania y Francia.

Ambas fábricas de té de São Miguel de Azores recolectan y producen el té manualmente, lo que garantiza una calidad mayor.

Recreación de la recolección del té de Azores

Es toda una atracción cuando se recrea la recolección del té de forma manual, tal y como se hacía a principios del siglo XX en la fábrica Chá Porto Formoso. Un grupo de cien figurantes vestidos con ropa de época y grandes cestas recorren las avenidas de los campos de té mostrando a la gente el duro trabajo que se realizaba.

Qué ver, qué hacer en los campos de té de São Miguel

Pasear por los campos de té. Ruta de senderismo por Chá Gorreana – PRC28

Ruta de senderismo por Chá Gorreana – PRC28

Pasear por los campos de té de São Miguel es una actividad de lo más agradable, subir por esas calles que hay entre las grandes plantas de té, contemplarlos desde la cima de las colinas con el mar al fondo. Los amantes de la fotografía están de enhorabuena, ya que los campos de té son un escenario muy especial para hacer fotos magníficas, incluso cuando está lloviendo.

Hay una ruta de senderismo de 3,4 km, circular por los campos de té Chá Gorreana, es la ruta PRC28 que comienza en el aparcamiento de la fábrica de té. A continuación hay que atravesar la carretera para llegar a los campos de té, seguir un camino a la izquierda que asciende paralalo a la carretera y va serpenteando la plantación. Cuando se alcanza bastante altura, se puede apreciar una vista espléndida de la costa norte de la isla de São Miguel. 

Cómo llegar a los campos de té de São Miguel

Para llegar a la plantación de té Gorreana de São Miguel desde Furnas, hay que ir por la carretera EN2-1A y recorrer 13 kilómetros de distancia. La fábrica de té Porto Formoso está a solo 2 kilómetros más desde la fábrica Chá Gorreana.

Visita a la fábrica de té Gorreana y fábrica de té Porto Formoso

Las fábrica de té Gorreana y Porto Formoso se encuentran en la parroquia de Maia, en Ribeira Grande. Se pueden visitar los campos de té, pasear por sus avenidas, contemplar cómo se cosecha y después visitar un pequeño espacio museológico, observar a las trabajadoras mientras empaquetan las hojas de té, y finalmente hacer una degustación y pasar por la tienda para comprar té.