Lagoa do Fogo

La Lagoa do Fogo es una de las lagunas de mayor tamaño del archipiélago de las Azores y en el caso de la isla de São Miguel es la segunda más grande.

Lagoa do Fogo en la isla de São Miguel
Lagoa do Fogo en la isla de São Miguel

Situada en el interior de São Miguel, a la altura de las poblaciones costeras de Agua de Pau y Vilafranca do Campo, la Lagoa do Fogo está protegida desde 1974 como reserva natural. Para entender la belleza del conjunto hay que sumar su impresionante paisaje, que en 2012 premió a la Playa (Praia) de Lagoa de Fogo como una de las 7 maravillas de Portugal en calidad de «playa salvaje».

Si el tiempo y sobre todo la niebla lo permiten, la vista de la Lagoa desde los miradores de la carretera es maravillosa. Aún existiendo un gran número de lagunas volcánicas en São Miguel la Lagoa de Fogo es seguramente junto a Sete Cidades, la más visitada de la isla. Una masa de agua de tonos azules y verdes -con una dimensión de unos 2 km de largo y 1km. de ancho, y un área de 1.360 ha- reposa en el fondo del cráter del volcán extinto comprendido dentro del gran macizo volcánico de la Serra de Água de Pau. La primera actividad volcánica es de hace 15,000 años, sin embargo, la forma de la caldera se formó no hace mucho, 5000 años atrás, siendo la última erupción de 1563. Después de la erupción la vegetación endémica de la isla fue cubriendo las «heridas geológicas», permitiendo que frondosos bosques restañaran la piel de la caldera. Algunas de las especies que podemos distinguir son cedro (Juniperus brevifolia), laurel (Laurus azorica) sanguinho (Frangula azorica), malfurada (Hypericum foliosum), brezo (Erica azorica) o trovisco (Euphorbia Stygiana). En cuanto a fauna son pájaros de pequeño tamaño y algunas aves rapaces las que habitan la Lagoa do Fogo: paloma torcaz de Azores (Columba palumbus azorica), cometa o bengala (Buteo buteo rothschildi), la lavandera gris (Motocilla cinérea) el mirlo negro (Turdus merula azorensis), y aves marinas como la gaviota y el charrán común.

El Pico da Barrosa y el Pico da Vela son los dos puntos montañosos que ofrecen mayor perspectiva por su altura.

Vista aérea de la Lagoa do Fogo
Vista aérea de la Lagoa do Fogo

Rodeando la lagoa varias playas de arena -no todas accesibles- clara aportan un panorama idílico. No es posible bañarse en la Lagoa debido a que es una reserva natural.

Al ser la lagoa a mayor elevación de São Miguel (575 metros la lagoa y caso mil el pico más alto que la rodea ), el tiempo es variable y en ocasiones las nubes chocan contra la cordillera central de la isla, tapando la lagoa con niebla.

Cómo llegar a la Lagoa do Fogo

Ruta senderismo Praia a Lagoa do Fogo prc2smi

El Trekking que va desde

Existe una ruta de senderismo PRC2SMI que va desde Praia en la costa a la Lagoa do Fogo. La ruta  tiene unos 11km de ida y vuelta. El camino del trail está bien indicado y se pasa por una antigua fábrica de hilado y tejido de espadaña, una planta procedente de Nueva Zelanda. Las vistas de la costa sur de São Miguel con Vila Franca do Campo, su Islote y la Ribeira da Praia amenizan la subida.

Se recomienda llevar ropa de agua por si llueve o hace viento. En la orilla de la laguna suelen anidar gaviotas que para proteger sus huevos en la época de cría -abril ymayo- pueden ponerse agresivas.

Trail de Lagoa do Fogo
Trail de Lagoa do Fogo

En coche

Desde el centro de Ponta Delgada hay una distancia de 20 km, y 25 minutos en coche hasta la Lagoa do Fogo, o mejor dicho hasta el Miradoura da Barrosa. Se sale de Ponta delgada con dirección Lagoa por la EN1-1A y una vez pasada se toma la EN5-2E que asciende hacia el interior de la isla llegando al primer mirador. Un poco más adelante está el Miradouro sobre Lagoa do Fogo, que es otro punto panorámico para los que se contentan con ver la Lagoa de Fogo desde arriba. Desde aquí hay un sendero que permite llegar al fondo de la caldera.

No lejos de la Lagoa de Fogo está la Caldeira Velha, una zona de baños termales que son la alternativa a los de Furnas.

EXCURSIONES Y TOURS A LA LAGOA DO FOGO