Montaña de Pico

La Montaña de Pico, un símbolo de esta isla azoriana

La Montaña de Pico se encuentra en la bella isla de Pico y es el punto más alto de Portugal, con 2351 metros de altitud, el tercer volcán más grande del Atlántico Norte y el volcán más grande de las islas Azores, ya que se eleva por encima de los 3500 metros por encima del fondo del mar. Pero aquí no termina el ranking: la Montaña de Pico es el volcán más joven de las Azores – con 200 mil años.

Está constituido por cientos de erupciones volcánicas y se formó en dos fases, marcadas por un cráter fosil a los 2050 metros de altitud. Aunque el cráter actual de la Montaña de Pico se halla a los 2250 metros: es donde está el cono de lava de Piquinho – que tiene 70 metros de profundidad .-, además de las huellas de recientes episodios volcánicos, donde todavía hay fumarolas activas. La última erupción del volcán de Pico data de 1718. Se pueden apreciar desmoronamientos en los bordes norte y este del crater, cuyos residuos se acumularon en sus vertientes: es el caso de las Quebradas del Norte, del Curral y de Terça, así como el Areeiro de Santa Luzia.

La Montaña de Pico es un referente en la isla que lleva el mismo nombre, ya que puede verse desde cualquier punto, ofreciendo fotografías magníficas al viajero.

Subida a la Montaña de Pico con guía

Subir al volcán de Pico, todo un reto

La excursión a la Montaña de Pico es una experiencia única para todo senderista y amante de la naturaleza que se precie, aunque es un poco dura. Requiere preparación física y un equipamiento necesario. Es altamente recomendable ir acompañado de un guía que conozca el terreno, ya que es una ruta difícil en la que es fácil perderse, sobre todo para senderistas.

Punto de partida: Casa da Montanha. Registro obligatorio

La Casa da Montanha es el punto de partida par la ascensión a la Montaña de Pico. Allí el senderista recibirá información y apoyo necesario para subir al volcán de Pico. Es aquí donde hay que registrarse obligatoriamente antes de la ascensión, ya que hay una Regulación de Acceso a la Reserva Natural de la Montaña de Pico. También hay que pagar una tasa por subir.

Si la subida es guiada, ellos se encargan de todo, incluso del registro obigatorio.

Casa da Montanha

Ascensión a la Montaña de Pico

El desnivel para subir a la Montaña de Pico es de 1200 metros y el recorrido se realiza por terreno volcánico, por lo que se considera difícil. Se trata de una ruta señalizada con 47 estacas.

El primer tramo es el más fácil hasta El Hornito, un respiradero del volcán que se acondicionó  como abrigo para pasar la noche antes de la construcción de la Casa da Montanha. La isla de Faial se puede ver en esta primera parte del recorrido.

A continuación hay una subida en zigzag hasta los 1400 metros de altitud para recorrer 600 metros. De los 1500 metros de altitud hasta llegar a los 2075 metros en las faldas del cráter la subida se complica porque el terreno es más empinado y con más lava suelta.

Después se bordea el cráter antes de obtener la primera vista del Piquinho, que es el pico de la montaña. El recorrido por el cráter (a los 2235 metros) es más cómodo, ya que es bastante llano. Que contrasta con la subida a Piquinho, el último tramo de la ascensión.

Las vistas son extraordinarias, de la isla de Faial, de la isla de São Jorge, de parte de la isla de Pico y de isla Graciosa y del Atlántico.

Subida a la Montaña de Pico, mejor acompañados de un guía

Descenso de la Montaña de Pico

Descender no es tarea fácil. El tramo de Piquinho es, sin embargo, sencillo, así como el recorrido por el cráter. Después hay que estar muy atento por las características del suelo y por el cansancio acumulado. Los bastones ayudan mucho en la bajada. Es recomendable no parar para no enfriarse.

El cráter y el Piquinho

Subida a la Montaña de Pico. Reservar visita guiada

Excursión nocturna a la Montaña de Pico. Reservar visita guiada

Informaciones prácticas de la subida a la Montaña de Pico.

Dificultad: muy difícil

Distancia: 8,2 km (ida y vuelta).

Duración: 8 horas (ida y vuelta). Se necesitan unas 3 o 4 horas de media para subir al Volcán de Pico, todo depende de la forma física de los senderistas.

Equipamiento recomendado para subir a la Montaña de Pico

Aquellos que deseen subir al Volcán de Pico necesitan llevar un calzado apropiado: botas o zapatillas de trekking, ropa ligera e impermeable (tres capas), cortavientos o cazadora impermeable, una gorra o gorro, protector solar, comida y agua. Una linterna si realiza la ascensión nocturna.

En la Casa da Montanha entregan un GPS para estar localizado. En las visitas guiadas les darán unos bastones imprescindibles para la subida al volcán. 

¿Cuándo subir a la Montaña de Pico?

Se recomienda subir a la Montaña de Pico en estaciones donde haya más estabilidad metereológica, como el verano. Aunque es posible subir también en invierno, eso sí, hay que consultar las previsiones metereológicas e informarse de las condiciones de subida. Lo mejor es ir con un guía.

La climatología varía en cuestión de poco tiempo: puede hacer sol, llover o ventar en diferentes puntos del recorrido.

Horarios para subir al Volcán de Pico

Para subir a la Montaña de Pico hay un período al año: del 16 de octubre al 30 de abril (8:00-18:00); 1-31 mayo y del 1-15 octubre (8:00-20:00); 1 junio-30 septiembre (las 24 horas).

Precios de la subida a la Montaña de Pico

Subida a la Furna Abrigo 5€, al cráter: 15€/Piquinho: 25€