Isla Santa María

Santa María es conocida como la «Isla Amarilla» o «Isla Sol», apodo que le viene dado por su clima más caliente y seco que el resto de sus «hermanas» de las Azores. Geográficamente forma parte del Grupo Oriental del archipiélago, junto con la isla de San Miguel, y su atendemos a su tamaño, Santa María es la tercera isla más pequeña, con un área de unos 92 kilómetros cuadrados. La población se mueve alrededor de los 6.500 habitantes.

EL oeste es plano, con una altura que  no pasa de los 200 metros, mientras que en la zona oriental la Serra Verde define un paisaje de bosques, con el macizo de Pico Alto, de unos modestos 590 metros de altitud.

Al tener una actividad sísmica menor, las coladas de lava no han cubierto la extensión de la isla, favoreciendo que se pueden encontrar numerosos fósiles marinos. Pese a la aridez que caracteriza a la isla de Santa María, antes de la llegada de los colonos estaba densamente poblada por árboles, talados de forma indiscriminadamente para la construcción de casas, y sobre todo hacer zonas de pasto y cultivo.

HISTORIA

Se sabe que la isla de Santa María fue la primera en descubrirse y poblarse. Aunque ya había menciones de su existencia en el siglo XIV, fue a mediados del XV cuando se documenta el primer contacto con sus costas, atribuido en ocasiones a Diogo de Silves  en 1427 (de regreso de Madeira) o a Gonçalo Velho Cabral en 1431. Ya en 1429 el navío de Gonçalo Velho ancla en Praia de Lobos para dejar a un grupo de colonos de las regiones meridionales de Algarve y del Alentejo. A lo largo del primer siglo de población, la economía se basa tanto en cultivo del pastel, planta tintorera de la que se extrae un colorante azulado, -empleado para teñir telas en Flandes-; el cultivo de trigo y en el uso de hornos de cocción de tejas de barro que se exportaban al resto de las Azores..

Ya terminando el siglo XV, Colón recalará en Santa María de regreso del viaje que descubrió para Europa la existencia de América. En el XVI y XVII, la población de Santa María trató de defenderse de los ataques de corsarios ingleses, franceses, turcos y árabes del norte de África. Ante estas incursiones se tratará de fortificar las poblaciones y refugiarse en el interior de la isla.

Los siglos XVIII y XIX trajeron diferentes ciclos económicos en base al cultivo de viñedos, maíz, naranjas, patatas y el ñame, hasta que finalmente sea la ganadería y la producción de lácteos el sustento que junto al turismo capitaliza la riqueza de Santa María.

Mapa de la isla de Santa María en Azores
Mapa de la isla de Santa María en Azores

QUÉ VER Y HACER EN SANTA MARÍA

Recorrer Santa María en coche o incluso andando en varios días es fácil, y hacerlo con paciencia permite mimetizarse con el ritmo de los caballos blancos que anchan a sus campas.

COSTA SUR

Vila do Porto

La población de Vila do Porto es la capital de la isla de Santa María, y primera población fundada en las Azores. Cuentan que los restos de alguna de estas casas son los del primer capitán, con ventanas y puertas ojivales de estilo manuelino del siglo XV. Dos d elos edificios más destacados son Iglesia Matriz de Nuestra Senhora de la Asunción -una de las más antiguas de las Azores- y el Fuerte de San Blas con sus años recordando periodos de ataques berberiscos.

A las afueras de Vila Do Porto está la Casa dos Fósseis con el Centro de Interpretação Ambiental Dalberto Pombo donde se exponen algunos de los fósiles de dientes de tiburón, esponjas, erizos de mar, conchas e incluso huesos de cetáceos que se encuentran en Santa María

En la costa sur encontramos también una de las mejores playas, Praia Formosa, donde habitualmente se practica surf, windsurf, esquí acuático y vela. Su largo arenal es uno de los mejores puntos para los surfers y su fondo de piedra blaca le ha hecho ganarse el apodo de “las playas más claras de las Azores”. En el extremo oeste están las ruinas del fuerte de São João Baptista.

El pasado geológico con actividad vulcánica se observa perfectamente en el valle fluvial de Ribeira de Maloás, donde una cascada de 20 m de altura se precipita sobre el fondo de prismas o columnas basálticas (Calçada do Gigante).

Almagreira

Del sur de Santa María y la Vila do Porto la carretera se bifurca hacia el interior para llegar a San Pedro o a Almagreira

El nombre de Almagreira proviene de la tierra rojiza de su entorno (en árabe hispánico se usaba el término almáḡra para hablar de la tierra roja). El pigmento de la tierra se usaba en las casas tradicionales de Santa María, definidas por una forma rectangular de donde sale una chimenea cilíndrica apoyada en una  especie de pirámide.

ESTE DE SANTA MARÍA

Santo Espirito

No puede dejar de visitar la Iglesia de Nossa Senhora da Purificação, un templo ubicado en Santo Espirito donde puedes admirar los frescos típicos de la zona y la belleza de su mobiliario.

El área protegida de Baía da Maia se encuentra en la parte suroeste de la isla, y es un paisaje protegido de interés regional. Se caracteriza por un paisaje marcado por la presencia de viñedos y piedra basáltica . Está dominado en lo alto de un acantilado por el faro de Gonçalo Velho. El área protegida está limitada por la costa, Ponta do Castelete y Ponta do Castelo.

Faro de Gonçalo Velho en Santa María
Faro de Gonçalo Velho en Santa María

Bahía de São Lourenço

Contemplar el pueblo de São Lourenço desde su mirador homónimo, puede tener el peligro de que no necesitemos movernos de este punto en horas. Las encantadores vistas de este anfiteatro natural, con las terrazas de viñedos descendiendo desde el monte hasta el mar son una postal de las Azores. Las casas blancas contrastan con el verde de la ladera, el turquesa de las aguas y el amarillo de la playa. En uno de los extremos de la bahía está Islote de Romeiro (Ilhéu de São Lourenço).

Bahía de San Lorenzo en la isla de Santa María
Bahía de San Lorenzo en la isla de Santa María

NORTE

Anjos en el noroeste de Santa María es hoy la meta de surfistas que buscan olas que requieren pericia. Los que simplemente quieran bañarse tienen la opción en las piscinas artificiales de cemento junto al mar. Hace cinco siglos fue Cristóbal Colón  quién hizo parada aquí, regresando de América y se cuenta que rezó en la Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles de Anjos, como promesa por salvarse de una tempestad.

GEOTURISMO

Pedreira do Campo

Sin alejarnos de Vila do Porto se halla el área de Pedreira do Campo, con los restos de coladas submarinas muy activas que han dejado rastro visible con lava almohadillada. Los movimientos tectónicos sacaron fuera del mar esta zona antes sumergida.

“Barreiros” de Santa Maria

Sin duda los conocidos como «barreiros» son uno de los lugares imprescindibles durante el viaje a la isla de Santa María. Estos paisajes áridos son pequeños desiertos de arcilla roja, Paisaje Protegido Único en las Azores. El más famoso es el Barreiro da Faneca -«el desierto rojo»-, pero hay varios en la zona de las bahías de Raposo, de Tagarete y de Cré, al norte se Santa María. Las arcillas rojizas se formaron a partir de piroclastos erosionados por el paso de decenas de miles de años y el agua, sol y viento. Su superficie es ondulada, cobrando tonalidades diferentes en función de la hora del día.

Barreiro da Faneca - Desierto Rojo de Santa María
Barreiro da Faneca – Desierto Rojo de Santa María

Poço Pedreira

El Poço da Pedreira, en Pico Vermelho impresiona con sus paredes esculpidas. Fue una cantera de piedra, donde ya abandonada se filtró el agua formando un pequeño lago. Esta es otra de las áreas donde se encuentra una gran cantidad de fósiles de organismos marinos.

Poço Pedreira en la isla de Santa María
Poço Pedreira en la isla de Santa María

DEPORTE Y TREKKING

Aunque es posible practicar parapente de casi todas las islas, Santa María es una de las más aptas. Los que se sienten atraídos por las cuevas y la espeleología pueden hacer excursiones a las grutas de la Furna de Santana y Furna Velha o minas como la Gruta de Figueiral.

Si optamos por conocer la isla a pié, con trails de trekking, algunos de los mejores son el de Santa Bárbara, donde nos encontramos con las típicas de la isla, restos de una pedrera y finalizar en la preciosa bahía de San Lorenzo; el de Pico Alto que desde el punto más elevado desciende hasta la bahía de Anjos; el de Santo Espíritu hasta Maia en la costa sureste, que sirve para comprobar el contraste entre zonas verdes y áridas.

Rutas y trails de Trekking en la isla de Santa María de Azores

En el sureste encontramos la Cascata do Aveiro, que con sus 110 metros de caída es la más grande de Portugal. Un poco más al sur está el faro de Gonçalo Velho o de Maia, en Ponta do Castelo, el punto más oriental del archipiélago de las Azores.

INMERSIONES BUCEO

Para hacer submarinismo hay diferentes opciones en Santa María. Ambrósio es seguramente el lugar más conocido, por ser habitual la concentración de elegantes mantas que despliegan sus «alas» entre los submarinistas. En Pedrinha podemos encontrar meros, abadejos y los pejeperros, que aprovechan las formaciones de lava submarinas como ecosistema. Otro de los puntos donde se llevan a cabo inmersiones son el arrecife de ocho islotes de las Formigas / Dollabarat, reserva natural en el norte de Santa María, que requieren una excursión en barco por su lejanía (a 35 km), y donde los peces y mantas son de importantes dimensiones, lo que atrae a pescadores. Es al mismo tiempo un área de nidificación de numerosas aves.

COSTUMBRES Y FIESTAS

El evento más importante de Santa María y el más antiguo de las Azores es el festival de Maré de Agosto. Durante cuatro días músicas del mundo suena congregando a azorianos y turistas en Praia Formosa, en un festival con fama internacional.

No son menos interesantes el Rally de Santa María o la Fiesta de Nossa Senhora da Assunção, patrona de Santa María, con actividades gastronómicas, procesiones y la oportunidad de conocer la artesanía típica (alfarería, manteles y camisas de lino, colchas y jerséis de lana).

Son de hecho las fiestas ideales para acercarse a la gastronomía isleña, con el caldo De Nabos – a bse de nabo local, carne de cerdo, panceta, boniato y chorizo-, las Sopas de Imperio, el marisco, el melón, y los dulces bizcochos encanalados, biscoitos de orelha o los bizcochos blancos.

CÓMO LLEGAR A SANTA MARÍA

El Aeropuerto de Santa María se encuentra en el municipio de Vila do Porto, en la costa oeste. Su pista de aterrizaje es la más larga de todas las islas,  con 3,048 metros de longitud. El origen de su construcción viene de la necesidad estratégica de los Estados Unidos de contar con un aeropuerto en medio del Atlántico durante la segunda guerra mundial. Por ello en 1944, Santa María se convierte en el primer aeropuerto de las azores y en una base de operaciones en la lucha antisubmarina. Después del conflicto su uso fue civil, funcionando como escala en los vuelos transatlánticos. A partir de la década de los 60 los aviones ya no necesitan escala para repostar gracias al aumento de autonomía, y el aeropuerto pierde casi todo el tráfico pero continua su labor de control aéreo. En los años de los vuelos supersónicos del Concorde entre Europa y América, hacía escala en Santa María.

VUELOS

Actualmente hay vuelos con las otras islas de la aerolínea Azores Airlines, y de TAP con Lisboa y Oporto en la Portugal continental. Desde la isla de São Miguel el vuelo dura sólo unos quince minutos.

FERRIES

La línea amarilla de la empresa Atlantico Lines gestiona los ferries que la conectan con la isla de São Miguel, en un trayecto de unas cuatro horas. Funciona de forma estacional entre abril y octubre, por lo que fuera de esos meses la única forma de llegar es con avión.

CÓMO MOVERSE

Para moverse por la isla de Santa María lo recomendable es alquilar un coche o una moto scooter. Hay opción de usar el transporte público como autobuses pero los horarios no son muy frecuentes, dilatan los tiempos con numerosas paradas o no llegan a las zonas turísticas de naturaleza. También puede usar la bicicleta, una opción para elegir si es un deportista y le gusta estar en contacto con la naturaleza. Los taxis se utilizan generalmente para viajes cortos o para traslados aeropuerto-hotel y viceversa, ya que aplican tarifas estándar bastante razonables. Es posible hacer autostop ya que el carácter de la gente es afable y siempre abierto a ayudar.

CLIMA Y TEMPERATURAS

Los índices de lluvia de Santa María son más bajos que en otras islas, algo que anima al turismo que viene a las Azores buscando más horas de sol para estar descansando en las playas. Su paisaje tiene tonos más ocres y amarillentos, a diferencia del verdor de otras islas de las Azores.

ALOJAMIENTO EN LA ISLA DE SANTA MARÍA



Booking.com

ALQUILER DE COCHES EN SANTA MARÍA

MAPA DE PUNTOS DE INTERÉS DE LA ISLA DE SANTA MARÍA