Furnas

Furnas desde el Mirador de Pico do Ferro

Situada en el corazón de la isla de São Miguel, Furnas es uno de los sitios turísticos de Azores, que sorprende por los fenómenos volcánicos que el visitante puede ver muy de cerca: calderas de agua caliente, fumarolas, géiseres, lama volcánica medicinal …Y es que Furnas se encuentra en el espacio de uno de los volcanes más jóvenes de la isla de São Miguel. De hecho, una parte de su caldera la ocupa la Lagoa das Furnas, otra de las paradas imprescindibles en la visita a esta localidad del municipio de Povoaçao, que se puede contemplar des del Mirador do Pico do Ferro.

Furnas es conocida también por sus aguas termales, como la Poça da Dona Beija, las aguas termales del Parque Terra Nostra, en el cual hay un soberbio jardín botánico. Además, el pueblo de Furnas invita al viajero a pasear por sus calles, y a parar en los restaurantes a probar el célebre Cozido das Furnas, un cocido muy especial, ya que se hace al calor de las emanaciones volcánicas.

Furnas es una de las visitas ineludibles de la isla de São Miguel.

Qué ver en Furnas

Caldeira das Furnas

Caldeiras de Furnas

El pueblo de Furnas está construido sobre una tierra con una increíble actividad volcánica: posee 22 manantiales de agua caliente sulfurosa y un río de agua hirviente que atraviesa el Vale das Furnas. Se impone una visita a Caldeira das Furnas, que está en el mismo pueblo, y que se anuncia con fumarolas y olor a azufre. El agua caliente brota allí de fuentes, un riachuelo y cavidades; estas últimas son las “caldeiras”, todas ellas con nombres: “caldeira pequena”, “caldeira seca”, “caldeira barrenta”,…y hasta hay géiseres de lodos de azufres. Un recorrido por Caldeira das Furnas nos da una idea de la enorme actividad que todavía existe en la zona.

Un té morado de agua sulfurosa

El Chalet da Tia Mercês está construido sobre el río de agua caliente. Es una casa de té encantadora que vende productos de las islas Azores (vinos, quesos,…) y especialmente té de las Azores. Pero es un té especial, ya que se vuelve morado porque para hacerlo se usa el agua de las fuentes de Caldeira das Furnas – el hierro que contiene el agua se fusiona con los antioxidantes del té y hace que cambie de color -. Después de la visita a las caldeiras, es un placer sentarse en la terraza para contemplarlas con un té de aguas sulfurosas.

Parque Terra Nostra

La belleza dle Parque Terra Nostra en Furnas

El Parque Terra Nostra ocupa 12,5 hectáreas con hermosos jardines románticos, árboles exóticos y una gran piscina termal. Creado en el siglo XVIII, este jardín botánico invita al paseo tranquilo para descubrir la vegetación de las Azores y de otros lugares del mundo. El Parque Terra Nostra posee una estupenda colección de camelias con más de 600 especies diferentes; de hecho recibió el premio “Jardín de Camelias de Excelencia” de la International Camellia Society, entre otros. Pero también se puede ver su colección de nenúfares y de árboles y plantas ornamentales de todo el mundo. 

El Parque Terra Nostra también posee una gran mansión del siglo XVIII y un hotel donde se pueden alojar si quieren quedarse en Furnas unos días.

Piscina termal del Parque Terra Nostra

La piscina termal del Parque Terra Nostra es otra de las atracciones de la localidad de Furnas. Llama la atención sus aguas de color marrón que se debe a las sales minerales que contiene. Es un placer meterse en esta enorme piscina de aguas ferruginosas a 25º C y pasar un buen rato  en este marco vegetal incomparable, hasta comenzar a sentir sus beneficios.

Piscina termal Terra Nostra

Termas Poça da Dona Beija

Las Termas de Poça da Dona Beija son unas de las preferidas por los turistas en la isla de São Miguel, junto con la piscina termal Terra Nostra, o las termas de Ponta da Ferraria y las de Caldeira Velha. Hay un río de agua hirviente que recorre el recinto y 5 piscinas de aguas termales con diferentes temperaturas (una media dd 39º) rodeadas de vegetación, que se pueden disfrutar durante todo el día. Aunque son recomendables cuando cae la noche, pues las luces se encienden y se crea un ambiente especial. Cuando hace mucho calor no es fácil aguantar dentro de alguna de las piscinas durante mucho tiempo, pero si el día está fresco, es un placer pasarse horas de una a otra piscina. El color de las aguas es amarillo, debido a las cianobacteria propias de sitios ricos en hierro.

Lagoa das Furnas

La Lagoa das Furnas es una bonita laguna de color verde situada en las proximidades de Furnas. Su color se debe al enriquecimiento excesivo de nutrientes causado por la acumulación de materia orgánica en el fondo. En realidad, la Lagoa das Furnas es el resultado de la inundación de parte de la caldera del Volcán das Furnas. Todavía hay actividad volcánica y estas manifestaciones pueden contemplarse en la zona norte de la laguna, donde se encuentra el recinto de las calderas y fumarolas. Esta visita cuesta alrededor de 3€, pero vale la pena recorrer la pasarela de madera entra calderas de agua caliente y fumarolas, ver gatos acostados sobre la tierra hirviente y asistir al espectáculo de la retirada del Cocido das Furnas. Esta celebridad de la gastronomía de las islas Azores es un cocido muy especial, ya que se prepara en el interior de la tierra muy lentamente durante varias horas.

Por otra parte, se pueden hacer bonitas rutas a pie, en bici o a caballo alrededor de la Lagoa das Furnas o en sus inmediaciones. Hay una ruta de 9,5 kilómetros que comienza y termina en el pueblo de Furnas y que rodea la laguna, es la Ruta de Lagoa das Furnas, PRC06 SMI. En este recorrido se encontrarán con un monumento muy original, una ermita de estilo neogótico: la Ermita de Nossa Senhora das Vitórias, con preciosas vidrieras en su interior. También pueden visitar el Centro de Monitorização e Investigación de las Furnas.

Centro de Monitorização e Investigación de las Furnas

La visita al Centro de Monitorização e Investigación de las Furnas es interesante por dos razones. La primera, por el magnífico edificio de arquitectura contemporánea en el que se encuentra. Y la segunda, por su labor de recuperación del agua y el ecolistema de la Lagoa das Furnas. Durante la visita (que puede ser guiada), se explica más sobre la geología, el vulcanismo, los ecosistemas lacustres, la fauna y la flora de Furnas.

Calderas y fumarolas junto a la Lagoa das Furnas. Los montículos del fondo son de los Cocidos das Furnas

Parque da Grená

El Parque da Grená fue abierto recientemente, ya que estaba abandonado. Está situado en la margen norte de la Lagoa das Furnas, y se trata de una propiedad de 18 hectáreas de bosque por donde dar un bonito paseo. Hay un río con una cascada, un puente, una cascada yuna casa señorial de 1858.

Mirador de Pico do Ferro

El Mirador de Pico do Ferro ofrece panorámicas maravillosas de la Lagoa das Furnas, del pueblo y del valle desde sus 570 metros de altitud. Está situado a tan solo 4,8 km del pueblo en coche por la carretera norte EN2-1A.

La Lagoa das Furnas desde el Mirador do Pico do Ferro

Mirador de Castelo Branco

El Mirador de Castelo Branco es otro de los miradores desde donde ver la Lagoa das Furnas, aunque desde más lejos, ya que está situado a 11,9 km de Furnas. Una ocasión para ver esta torre blanca en medio de prados verdes donde pastan vacas. Para llegar al Mirador de Castelo Branco, hay que ir por la carretera sur EN1-1A y después ir por la carretera de Castelo Branco. 

Qué comer en Furnas

Dos de las delicias gastronómicas de Furnas y que dan a esta localidad la celebridad que tiene son el Cocido das Furnas y los bolos lêvedos, que conseguirán que se vayan con buen sabor de boca. Aunque también están muy ricos los pescados a la brasa. 

Cozido das Furnas

El Cozido das Furnas es tan famoso porque se hace en el interior de la tierra con el calor que le proporciona la zona de calderas de la Lagoa das Furnas. Se hace lentamente, durante 6-8 horas, por lo que su sabor es más delicioso de lo habitual en un “cocido a la portuguesa”. El Cozido das Furnas está compuesto por carne de cerdo y vaca, chorizos, verduras, patatas y arroz, y se puede degustar en cualquiera de los restaurantes de Furnas. 

Lo ideal es hacer antes una visita al recinto de las Caldeiras das Furnas, a orillas de la laguna, ya que todos los días a las 12 de la mañana llegan los trabajadores de los restaurantes a buscar el cocido que introdujeron unas horas antes en su agujero. Y a continuación ir a un restaurante de Furnas a probarlo.

Bolos lêvedos de Furnas

Bolos lêvedos

El bolo lêvedo es un pan tradicional del Valle de Furnas, un bollo redondo ligeramente dulce hecho con huevos, harina, azúcar, mantequilla levadura, leche y sal. En el pasado se cocinaba en las casas de los habitantes de la isla – también en la actualidad -, pero su comercialización se inició en el hotel Terra Nostra en 1935, donde se podían degustar en el desayuno, y en los años 1970 empezó a venderlos Rosa Quental.

Los bolos lêvedos también se puede encontrar en otras localidades de la isla de São Miguel. Pero en Furnas los podrá comprar en varias fábricas: Glória Moniz, Rosa Quental, Bolos do Vale.

Dónde dormir en Furnas. Alojamiento

Hay numerosos alojamientos en Furnas, entre ellos el hotel Terra Nostra y otros hoteles donde pueden dormir durante sus vacaciones en Azores. Reserven aquí su alojamiento en Furnas:



Booking.com

Cómo llegar a Furnas

Para llegar a Furnas en coche desde Ponta Delgada,

 

Excursiones a Furnas y visitas a las aguas termales

Aquí pueden reservar su excursión a Furnas y la entrada a las aguas termales:

Artículo sobre Furnas

La tierra ruge en el valle de Furnas. Un volcán dormido en São Miguel de Azores